Evidencia Científica de los Modelos de Atención Temprana Centrados en la Familia y Específicos de Autismo

Ricardo Canal, Universidad de Salamanca

En los últimos 30 años se ha avanzado mucho en el desarrollo de modelos de atención temprana para niños pequeños con autismo. La investigación también ha evolucionado desde estudios con un enfoque global, dirigidos a demostrar que la Atención Temprana es eficaz, hacia los estudios actuales, más focalizados en responder a qué funciona, para qué tipo de niños y en qué condiciones, buscando cuales son los mejores procedimientos, cómo adaptarlos a las características específicas de los menores con TEA y sus familias y cómo tomar en consideración el entorno.

Este interés ha llevado a que los modelos respondan al concepto de “prácticas basadas en la evidencia”, tratando de combinar la investigación sobre eficacia de los programas con experiencias y valores familiares y profesionales, para generar modos y procedimientos de actuación que conduzcan a los mejores resultados para los menores con TEA. Pero la identificación de prácticas basadas en la evidencia no lleva por sí sola a una mejora real. Es necesario tener criterios para valorar el nivel de evidencia, tener la posibilidad de contrastar unas prácticas con otras y disponer de planes específicos para implementar las prácticas consideradas más eficaces.